Que cuando lloras se me parte el alma

Llora que lo necesitas,

Llora por aquello que anhelas .

Llora y déjame verte

Aunque mi alma se parta de tanto quererte.

Que cuando lloras se me parte el alma.

Pero no porque llores,

Es por no poder ser tus lagrimas.

Es por no poder ser tus ojos pardos que brillan como la luna.

Es porque soy yo quien te acuna.

Pero no te vayas,

Quédate,

Quédate y deja que te mezca

Como aquel que siempre estará, incluso cuando llores a la luz de la luna.